• Gabriela Pazos

Proptech

El término Proptech (Property Technology) hace referencia al conjunto de nuevas tecnologías e innovaciones que se aplican al sector inmobiliario, donde la transformación digital modificó no sólo los aspectos de distribución sino hasta el propio producto.


Desde la expansión de la domótica y los edificios inteligentes hasta los portales online de vivienda, el uso de la tecnología asentó el término Proptech englobando al conjunto de startups en las que se emplean tecnologías para cambiar la forma de hacer negocios en el sector inmobiliario. Esto incluye a los diferentes actores: vendedores, compradores, constructores, inmobiliarias, propietarios, inversionistas.


El término nace en el año 2000 con la llegada de los portales inmobiliarios online y las webs especializadas en el sector. La creciente competitividad entre empresas y el aumento de la inversión en tecnología une estrechamente los términos Proptech y Fintech para ofrecer soluciones disruptivas en el sector inmobiliario.


Además de la reducción de tiempo, esfuerzo y recursos necesarios para llevar a cabo procesos que antes eran complejos, la aparición del Proptech trae ventajas claras:


-Existencia de un mercado inmobiliario online: que permite centralizar la oferta de un sector, realizar búsquedas sencillas, establecer comparativas de servicios sin salir de casa y hablar directamente con los intermediarios o vendedores.


-Democratización y accesibilidad del turismo gracias al uso de plataformas como Airbnb, que aumentan los ingresos de miles de personas en todo el mundo y las posibilidades de hacer negocios ágiles con las viviendas propias.


-Minimizar los desplazamientos con la realidad virtual, que permite visitar inmuebles sin tener que coordinar entre consumidores, agentes inmobiliarios ni intermediarios.


-Aparición de plataformas de crowdfunding inmobiliario donde es posible realizar pequeñas inversiones en el sector de forma colectiva pero también recibir opciones de financiación.


-Monitorización de proyectos inmobiliarios de forma más exacta gracias al uso de un software específico que anticipe posibles imprevistos.